Habitaciones infantiles, su primera habitación

Unas de las primeras cosas que imagino que piensas a la hora de decorar la primera habitación infantil de tus hijos es el color. Que es mejor: ¿una habitación de color blanco? ¿Una habitación infantil en color rosa? ¿En beige, o azul? Normalmente nunca sabes si decantarte por tonos pasteles o ir a lo seguro, rosa si es niña o azul si es niño.

Muchos padres nos olvidamos de un color que sirve tanto para niño como para niña y ese color es el beige, es un color que envuelve cada punto de la habitación con su calidez y ayuda a multiplicar la luz natural que entra por las ventanas. Es un color que se puede combinar perfectamente tanto con el azul como el rosa o colores pastel.

La buena ubicación de los muebles ayuda a crear un ambiente que ayude al descanso de tu bebé.

Aunque por otra parte también puedes prescindir de algunos muebles y poner solo los más importantes o mejor dicho aquellos imprescindibles, si quieres dar un paso más allá, siempre puedes decorar la habitación con muebles que cumplan una doble función: por ejemplo, cajoneras para guardar ropa y complementos o cambiadores para los más peques.